Estos días ha terminado la primera etapa del curso de dependiente de comercio, los jóvenes que han terminado con éxito su formación teórico- práctica pasarán ahora un periodo de prácticas en empresas del sector ( Springfield, C&A, decathlon) para afianzar sus conocimientos y habilidades.
Es una oportunidad para darse a conocer a las empresas y abrir la puerta al mercado laboral. Ya que el 60% de los jóvenes que finalizan las prácticas consiguen un empleo en la misma empresa. Es un momento alegría y de celebración ya que estos jóvenes han conseguido superar sus dificultades, sus miedos y se han entregado día a día al trabajo con constancia y alegría. Gracias a la profesora Ana Rodriguez que les ha trasmitido su profesionalidad y les ha abrazado y acompañado con su humanidad.
Han sido unos  meses de crecimiento, tanto en lo personal como en lo profesional, los alumnos a través de este curso, no sólo han encontrado una vía para poder desenvolverse en la sociedad, sino que también han encontrado otra familia. Personas con diferentes capacidades que se han volcado en su aprendizaje diario con el objetivo de proporcionarles y mejor educación que les sirviera para toda la vida.
Por otra parte, los alumnos; muchos de ellos de orígenes y procedencias diferentes, han conseguido formar equipo, y trabajar en grupo hasta llegar a ser muy buenos amigos.  Ha sido una satisfacción para nosotros los profesores poder compartir diferentes momentos con ellos.  Desde la Fundación Plaza de los Oficios, nos quedamos contentos cada vez que conseguimos la integración en la sociedad de jóvenes que, en muchas ocasiones,  sólo necesitan que alguien les mire para encontrar el camino correcto.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.